El Ayuntamiento eliminará el copago de todos los servicios de atención domiciliaria y duplicará los usuarios de teleasistencia

Esta medida, que se suma a la eliminación del copago en los centros de día que los socialistas implantaron en la pasada legislatura, pretende que no haya ni un solo mayor que se quede fuera del sistema público de atención domiciliaria porque no disponga de recursos económicos

La candidata socialista a la Alcaldía de València, Sandra Gómez, ha avanzado que el Ayuntamiento eliminará el copago de todos los servicios de atención domiciliaria y duplicará el número de personas beneficiarias del servicio de teleasistencia. “Queremos más mayores que se sientan atendidos y que se sientan cuidados”, ha defendido.

Sandra Gómez ha realizado estas dos propuestas porque los socialistas “no queremos que haya ni un solo mayor que se quede fuera del sistema público de atención domiciliaria porque no puedan pagarlo. Y al igual que hicimos desde el partido socialista en la anterior legislatura, que suprimimos el copago en los centros de día, queremos dar un paso decisivo para que los cuidados sean públicos y por eso en nuestra ciudad no habrá ni un solo mayor que se vea fuera de esa red de atención y de cuidados porque no pueda pagarlo”.

“En esta ciudad hay más de 200.000 personas que tienen 60 años y a medida que pasen los años cada vez más habrá personas que necesiten del cuidado y la atención de sus administraciones públicas. Ya ahí queremos tejer una alianza con la Generalitat Valenciana para que no haya ningún solo mayor que se sienta desatendido o sufra la soledad dentro de nuestra ciudad”, ha defendido Gómez.

Por todo ello, la candidata socialista ha explicado que pretende ampliar el número de servicios. “A día de hoy no damos servicio a todos los mayores de esta ciudad y por eso también quiero comprometerme a duplicar el número de usuarios de teleasistencia”, ha puntualizado.

Con estas medidas, en València no habrá ni un solo mayor que pague por el servicio de SAD, de asistencia domiciliaria o de menjar a casa “porque queremos que todos los mayores estén dentro de la red pública de cuidados”, ha recalcado.